Paté casero de hígado

Si os gusta el paté de hígado ahora es el momento de prepararlo en casa. Puede parecer difícil, pero nada más lejos de la realidad. Es un laborioso, no os puedo decir lo contrario, pero merece la pena hacerlo.

El hígado es un alimento cargado de nutrientes, aunque no es apto para comer a diario. Se recomienda consumirlo una vez por semana como mucho.

¡Os dejamos la receta!


Ingredientes

  • 2 filetes de hígado (ternera, cerdo, cordero… el que más os guste)
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 cebolla
  • Vino blanco
  • Eneldo, comino y pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Sal

Elaboración

  • Troceamos la cebolla y la añadimos a la cubeta con un chorro de AOVE Cocinamos hasta que veamos que está blandita. Programa SEAR/SAUTE todo el rato
  • Mientras cortamos el hígado en trozos pequeños. Lo echamos en la cubeta y lo salteamos durante unos 5m aproximadamente.
  • Incorporamos las especias y el vino blanco. Removemos para que se mezcle todo bien y dejamos que se evapore el vino.
  • Una vez se haya evaporado apagamos y echamos la mantequilla, que se vaya derritiendo sin dejar de remover.
  • Añadimos esta mezcla a un vaso batidor o a un procesador de alimentos y trituramos hasta conseguir la textura que queramos. A nosotros nos gusta más bien tirando a fina. Cuesta un poquito, tened paciencia.
  • Si veis que queda muy denso podéis echar un poquito de leche para que quede más suelto.
  • Pasamos a un bote de cristal, lo tapamos y lo dejamos enfriar en la nevera. Cogerá consistencia, ¡ya veréis!

Admite congelación sin problema. Para conservarlo mejor podéis ponerle una capa de AOVE o mantequilla por encima.

Con unas tostas de pan y una mermelada de tomate o de manzana y pera como la que hicimos hace unas semanas os aseguro que triunfáis seguro. ¡Es un aperitivo que seguro sorprende!

Que aproveche y contadnos si lo hacéis.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *